Sin excluir todo lo demás: Kuhn versus Galison

Durante la agradable sobremesa tras la cena con algunos participantes en la jornada Naukas Coruña 2017, flotaba en segundo plano la importancia fundamental en ciencia de no limitarse a un único punto de vista. Si uno lo hace, sobre todo si es de manera un punto fundamentalista, se corre un gran riesgo de excluir indebidamente (deliberada o inconscientemente) a muchas otras posibles interpretaciones, y de empobrecer nuestro entendimiento de manera grave.

En ese contexto yo mencioné la anécdota de Kuhn interrumpiendo a sus discípulos con el atronador “que yo no soy kuhniano”. Pero no recordaba dónde la había leído. A mi vuelta a casa he localizado la fuente: la cuenta Freeman Dyson en “El científico rebelde“. Me parece muy ilustrativa y no resisto la tentación de compartir los fragmentos esenciales:

Durante los últimos cincuenta años, entre los historiadores de la ciencia ha habido dos escuelas de pensamiento predominantes. Los líderes de estas dos corrientes han sido Thomas Kuhn y Peter Galison. [….]

Según la opinión de Kuhn, son las ideas nuevas las que impulsan las revoluciones científicas. Los grandes pasos del progreso de la ciencia son fruto de ideas.

En contraste con Kuhn, Galison […] explica la física de partículas como una historia de instrumentos más que de ideas: son los instrumentos los que impulsan el avance de la ciencia. [….]

Las discusiones entre historiadores kuhnianos, que ponen el énfasis en las ideas, e historiadores galisonianos, que dan preferencia a los instrumentos, nunca han dejado de ser apasionadas. Los historiadores formados en la ciencia teórica tienden a ser kuhnianos, mientras que los formados en la ciencia experimental suelen ser galisonianos; aparte de esto, […] hasta cierto punto, es una cuestión de gustos. En mi caso tengo tendencia a ser galisoniano, aunque por mi formación soy un teórico. [….]

Una vez asistí a un congreso de historiadores, en el que los discípulos de Kuhn presentaban una versión extrema y exagerada de los puntos de vista de su maestro. Kuhn les interrumpió diciendo a gritos desde el fondo de la sala, con una voz atronadora: “Hay algo que tenéis que entender: yo no soy kuhniano

Kuhn creía en la supremacía de las ideas, pero no en la exclusión de todo lo demás. Por otra parte, en su libro más reciente Galison nos dice que cree en la supremacía de los instrumentos, pero no en la exclusión de todo lo demás. Cuando llegué al último capítulo de este libro, casi podía oirle gritar: “Hay algo que tenéis que entender: yo no soy galisoniano

Freeman Dyson, en “El científico rebelde” (2006).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Divulgación, Instrumentos Científicos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s