Michael Berry, sobre la astronomía de ondas gravitatorias (en 1976)

BerryPrinciplesCosmologyGravitationMientras buscaba recientemente documentación para otros asuntos, he vuelto a consultar el libro Principles of Cosmology and Gravitation, de Michael V. Berry.  A pesar de que este libro cumple  ahora 40 años, creo que no ha perdido su interés. Y como una introducción plena de sentido físico a la teoría de Einstein de la gravedad me sigue pareciendo extremadamente aconsejable en su brevedad y visión. De estilo muy conciso y limitándose a lo realmente básico, llega bastante lejos en la teoría de Einstein de la gravedad —que no ha cambiado en esos 40 años— y presenta con gran claridad e incluso, en algunos casos, anticipación, las cuestiones básicas de la Cosmología, por más que nuestra imagen de la Cosmología haya sufrido sustanciales mejoras desde 1976. Como muestra de tal anticipación, (y también para sacar al blog de la sequía de los últimos meses), no me resisto a reproducir aquí este párrafo que ahora, 40 años más tarde de haber sido escrito, resulta visionario:

Hasta ahora, sin embargo, no se han observado con certeza ondas gravitatorias (ha habido algunos anuncios de tales observaciones, que no han sido generalmente aceptados). Si a lo largo de las próximas décadas las mejoras en la tecnología de precisión conducen a detectores unos pocos órdenes de magnitud más sensibles que los disponibles actualmente, entonces podremos contemplar los inicios de la astronomía de ondas gravitatorias. Esto afectará profundamente a nuestra comprensión del Universo. Corresponderá a una extensión radical de nuestro modo de percibir los sucesos cósmicos: las ondas de radio y los rayos X (que son radiación electromagnética) extienden el modo en que vemos el Universo; los rayos cósmicos (que son partículas que vienen del espacio) nos permiten (metafóricamente), oler el Universo; la radiación gravitatoria (que realmente sacude la materia en la Tierra) nos permitirá sentir el pulso del Universo.

Michael V. Berry, en la Sección 3.5 de Principles of Cosmology and Gravitation, First edition Cambridge University Press, 1976. Several reprints starting 1989, IOP Publishing Ltd).

Recordemos que los programas de observación de ondas gravitatorias, iniciadas en los 1960s, habían llevado al anuncio (al que se refiere Berry) de una detección por Joseph Weber en 1969 (luego no confirmada). Las mejoras que condicionaban la posibilidad de una observación razonablemente sistemática de las ondas gravitatorias ya se han producido y hoy ya disponemos de dos confirmaciones directas de la existencia de dichas ondas producidas en la fusión de sistemas binarios de agujeros negros, que en el proceso de merger son fuentes de radiación gravitatoria en los rangos de frecuencia y gran amplitud que permiten su detección por el observatorio LIGO.

Cabe poca duda de que en los próximos años, con la coordinación de los observatorios terrestres existentes (LIGO Livingston, LIGO Hanford, Geo600, Virgo) y la puesta en marcha de otros  (KaGra, LIGO India), y algo más tarde, cuando LISA entre en funcionamiento desde el espacio, podamos confirmar que estamos asistiendo realmente al inicio de la apertura de esta nueva ventana al Universo, la astronomía de ondas gravitatorias, que Berry describe como ‘sentir el pulso del Universo’ en términos para mi gusto muy preferibles a los ‘oír el sonido del Universo’ que han dominado las noticias sobre la detección de las ondas gravitatorias en 2016 en los mass media.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Física, Instrumentos Científicos, Relatividad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Michael Berry, sobre la astronomía de ondas gravitatorias (en 1976)

  1. lcb dijo:

    En Octubre/Noviembre se conocerá el Premio Nobel de Física de 2016. Ahora es un buen momento para las “apuestas”. ¿Quién(es), dentro de las nuevas mediciones de ondas gravitacionales, tipo LIGO, etc…, podría ser un candidato al Nobel? ¿Otras sugerencias para el(los) nuevos laureados? Por mi parte, hace años que espero un Nobel para i) “entanglement”, computación cuántica y asuntos relacionados; ii) fractales, caos quántico, y asuntos relacionados. Me temo que tampoco este año toca ninguno de esos temas.

  2. Jesus dijo:

    Esta clarisimo que es para Instituto ligo (Kip Stephen Thorne), pero vamos que por mi parte es lo que menos me interesa de la fisica, pues con las GW, y ahora con la 5 fuerza vamos a estar ocupados un rato

  3. lcb y Jesus, cierto, se acerca la época y hay ya apuestas para el Nobel de Física 2016. Quizás la menos inesperada sea la del trío Drever/Thorne/Weiss como los padres de LIGO, por la detección de ondas gravitatorias, pero ayer me ha llegado un enlace

    http://ipscience.thomsonreuters.com/news/web-of-science-predicts-2016-nobel-prize-winners/

    que da también como otros candidatos posibles al trio Grebogi/Ott/Yorke por su trabajo sobre el control del caos, que es otro asunto muy interesante. De modo que quizás este año no toque a las ondas gravitatorias y sí a alguno de los otros temas que lcb menciona.

  4. Jesus dijo:

    Bueno pues me equivoque, me habría gustado que le ganaran las GW pero seguro que Thouless, Haldane y Kosterlitz también son justos ganadores.

  5. Jesus, está claro que nos hemos equivocado casi todos. Estoy de acuerdo contigo en que Thouless, Haldane y Kosterlitz son también con seguridad justos ganadores, aunque no puedo dar una valoración con conocimiento de causa ya que, por desgracia, mi conocimiento del campo por el que se ha concedido el premio es manifiestamente mejorable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s