Del átomo al Higgs: Para saber más

Con una breve bibliografía elemental y una recomendación de un video de YouTube doy por cerrada esta serie. En ella he tratado de resumir las principales ideas e hitos en la historia que entre la última parte del S. XIX y la primera del XXI nos ha llevado a descubrir desde el átomo hasta el Higgs. En un próximo (aunque no inmediatamente próximo) post, comentaré una lista de preguntas frecuentes sobre el bosón de Higgs.

Para saber más

Tras el descubrimiento del Higgs, en Julio de 2012, el asunto ha saltado a los medios. Hay unos cuantos libros recientes sobre el tema, que se suman a la relativamente abundante literatura divulgativa sobre la física de partículas. Me limito aquí a algunos publicados en español, fácilmente accesibles, cuyos autores son por completo fiables y que he consultado para preparar esta serie. Con seguridad habrá otros que tengan los mismos merecimientos para figurar en esta breve bibliografía y que yo no conozco o no he leído (y animo a quien haya leído alguno, lo comparta en un comentario). Los autores de los seleccionados son físicos teóricos o de partículas que escriben de lo que saben de primera mano, lo que siempre representa una orientación inestimable para el lector simplemente curioso por el tema.

Blog1401_LibroLedermanOriginalThe God particle, Leon Lederman with Dick Teresi (Dell Publishing, 1993) es el más antiguo de estos libros,  promotor (¿involuntario?) del inadecuado nombre “La partícula Dios“.

El libro fue publicado en 1993, mientras el Congreso de EEUU discutía si mantener o cancelar el proyecto del SSC (el Superconducting Supercollider, un acelerador para colisiones protón-antiprotón a 20+20 TeV, ya comenzado a construir en Texas, y que fué finalmente cancelado). La publicación se encuadra dentro de la campaña a favor de finalizar la construcción del SSC. La física está bien contada, y es una narración que explica, 20 años antes de que finalmente el Higgs se descubriera en Europa, las razones por las que el Higgs es realmente esquivo y encontrarle, en caso de existir, no iba a ser tan fácil. Este carácter dio pie a Lederman para considerarle cariñosamente como la “Goddamn particle“, y de ahí derivar, como título de su libro, al nombre que ha hecho furor en los medios pero que ningún físico emplea (y probablemente, con el que casi ningún físico siquiera simpatiza).

Blog1401_LibroLedermanESLa traducción al español del libro anterior es La partícula divina, Leon Lederman y Dick Teresi, Crítica, 2001.

Blog1401_LibroYndurainElectrones, Neutrinos y Quarks, Francisco Ynduráin (Crítica, 2006), es una segunda edición revisada del original, mismo título y editorial, de 2001. Por tanto está escrito bastante antes del descubrimiento del Higgs. Este libro debería encuadrarse en un nuevo género de Divulgación para Físicos (coincido con los comentarios que sobre este libro se hacen aquí), como quizás algún otro de los aquí incluídos. Está bien escrito, es ameno y aunque no entra en ningún tecnicismo es a la vez bastante preciso en las ideas propias de la física de partículas (no tanto en algunos detalles como fechas o referencias en donde hay errores que habrían sido fácilmente obviables). El conocimiento de primera mano que el autor tuvo de algunas situaciones que describe añade una componente anecdótica pero atractiva.

Blog1401_LibroTHooftPartículas Elementales, de Gerardus ‘t Hooft (Crítica 2008). ‘t Hooft es  premio Nobel de Física 1999 y padre de algunas de las contribuciones básicas para la aceptación definitiva del modelo estandar. El libro, realmente casi un librito, vale su peso en oro; excelente, como todo lo que escribe el autor.

GiudiceOdisea en el Zeptoespacio, Gian Francesco Giudice (Jot Down Books, 2013) se ha publicado en español después del descubri- miento del Higgs, pero el original es un par de años anterior. El libro presenta muy claramente todos los detalles que en un primer contacto el lector podría querer conocer sobre el contexto previo del Higgs, esto es, el modelo estandar,  y otras muchas otras cosas de la Física de partículas. Discute con detalle cuestiones variadas, muchas de las cuales no se encuentran en otros libros de divulgación  (también es apreciablemente más extenso) manteniendo una cuidada atención a los aspectos de física, sin que la lectura se haga demasiado exigente en conocimientos previos. En resumen, si el tema le interesa, no se puede perder esta lectura. Y ya llegados aquí, aconsejo vivamente leer la entrevista que hicieron al autor en JotDown, larga pero muy interesante (como la propia plataforma JotDown).

Casa-RodrigoEl bosón de Higgs, Alberto Casas y Teresa Rodrigo (CSIC, Libros de la Catarata, 2012), es el único de entre los libros que cito aquí que ha sido publicado tras el descubrimiento del Higgs. La narrativa, con extensión adaptada a la serie de divulgación ¿Qué sabemos de? se atiene a lo esencial en la historia previa y en el descubrimiento. En comparación con otros de los comentados, éste es más monográfico, muy breve y centrado, y añade a sus otras virtudes la de estar totalmente al día (bueno, al año) en los resultados. En mi opinión es muy aconsejable.

Para entender mejor

En un estilo totalmente diferente de los libros anteriores, y de la serie de posts, para quienes tengan un poco más de una hora extra para dedicar a este asunto, no puedo más que recomendar encarecidamente escuchar con atención la magnífica charla de Leonard Susskind que enlazo a continuación (El sonido de los primeros minutos no es muy bueno, pero la cosa mejora mucho en el minuto 5 y se mantiene así hasta el final).  La charla forma parte de un ciclo de charlas en Stanford dirigidas a estudiantes con un conocimiento solo básico de física. En la exposición se elude casi por completo la historia del asunto, a la que en esta serie de posts (y en los libros citados) se ha dedicado bastante espacio, y se centra en contar la inteligencia actual del problema, partiendo casi de 0.

Para aquellos que, inasequibles a la evidencia, siguen asegurando que una clase de pizarra es una antigualla (por el mero hecho de ser “de pizarra”), no estaría mal que la escucha de este ejercicio de auténtico virtuosismo (como es esta clase en la que Susskind transmite la profundidad con la que entiende el asunto, ejecutada con las mismas tecnologías que Feynman usó medio siglo atrás y que también pudiera haber empleado Faraday un siglo más atrás), les hiciera al menos reflexionar sobre lo parcial de sus posiciones. Aunque no se si debo hacerme muchas ilusiones.

Este post, “Del átomo al Higgs: Para saber más” forma parte de una serie. Este enlace lleva al post sucesivo. Si quiere saltar directamente a otro post de la serie, puede usar los enlaces directos a cada entrada.

O Átomos y vacío: donde Demócrito conoce a Higgs
I Los átomos de la materia ordinaria
II Cuantificación y la estabilidad del Átomo
III Espín, Bosones y Fermiones
IV La electrodinámica cuántica y los primeros ejemplos de la teoría cuántica de campos
V El nacimiento de la idea de las cuatro interacciones fundamentales
VI El Zoo de partículas y los primeros intentos de describir las interacciones fuerte y débil
Interludio: Los Nobel en la historia del átomo al Higgs
VII Dificultades iniciales de las teorías gauge entre 1954 y 1961
VIII Los quarks, desde su propuesta hasta su “descubrimiento” (1961 a 1974)
IX El campo de Higgs y el mecanismo de Brout-Englert-Higgs
X La libertad asintótica y la Cromodinámica Cuántica
Interludio: ¿Pero qué hay realmente en un protón?
Interludio. Calculando la masa del protón
XI El actual modelo estandar a vista de pájaro
XII 1898-1995, un siglo descubriendo partículas …
XIII Búsqueda y hallazgo del bosón de Higgs
Del átomo al Higgs: Para saber más
.
.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación, Física, Mecánica Cuántica, Relatividad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Del átomo al Higgs: Para saber más

  1. S. R., D. dijo:

    . . . .  (y animo a quien haya leído alguno, lo comparta en un comentario). . . .
    Acabo de leer el libro de SEAN CARROLL “La particula al final del universo (Del bosón de Higgs al umbral de un nuevo mundo)”, DEBATE, Barcelona, 2013. La edicion en inglés es de 2012 (después del 4 de julio). Aunque el autor es físico teórico, pero no de partículas (está especializado en gravitación, cosmología, energía y materia oscuras), el libro es de divulgación y el título no es muy afortunado (a mi juicio), me parece excelente y recomendable por diversas razones que el lector interesado podrá apreciar. Es un físico de Caltech que ha escrito un conocido texto de relatividad general y que imparte cursos de su especialidad en DVD.

  2. Gracias, S.R.,D. por el comentario sobre el libro de Carroll on the Higgs. Ahora ya tengo una tarea, leerlo; no sabía estuviera ya traducido. A finales de 2013 este libro recibió el premio Winton, otorgado por la Royal Society inglesa a libros de Ciencia. Coincido en que el título (original) no parece muy afortunado, pero supongo que un título tan ultramundano es parte del peaje para que el libro tenga ciertas expectativas de ser un good seller. Y después de todo, lo que importa es el contenido, excelente por lo que dices.

    En algún sitio que ahora no localizo leí cómo Lederman se defendía ante alguna crítica al título de su libro original (The God particle), y el argumento era algo así como: “a fin de cuentas, con ese título habrán leído el libro muchos que no lo habrían leído con otro título, mientras que los que iban a leer el libro, en cualquier caso no habrán dejado de leerlo por el título”. Aunque yo simpatice muy poco con tal título, hay que conceder que el argumento tiene su punto.

  3. Al parecer el profesor Susskind es un defensor de la enseñanza con tiza y pizarra. En este vídeo, obligado a dar una conferencia sin su querida pizarra, hace una divertida apología de la “antigualla”. (“This is an ultimate degradation of my culture” jajajajaja). (Minuto 7:30-9:30 aprox)

  4. Jaime, me alegro de volver a saber de ti; bienvenido. No conocía este vídeo, y ciertamente la apología de la pizarra que hace al principio (“with nothing but a piece of chalk in his hand …. and that was body language”), por oposición al uso de presentaciones (“all you do is to push buttons”) es divertida. Pero claro, cuando ves la charla, creo que Susskind resulta tan interesante obligado a dar la conferencia sin su querida pizarra como si la tuviera. Muchas gracias por el enlace.

    Una clase de pizarra y una charla con una presentación pre-cocinada requieren utilizar herramientas diferentes, y el problema real es cual de las herramientas es más efectiva para la finalidad que se pretende. Para una clase de estos asuntos (en donde el objetivo final es aprender a ver a través de las ecuaciones y los conceptos) mi preferencia se inclina, como Susskind, por la pizarra (y entre los estudiantes cuya opinión he tenido oportunidad de conocer, he visto que esta preferencia es incluso más radical que la mía). Pero analizar la cuestión daría tema para un post…

  5. Hace ya más de 10 años, pero recuerdo con mucho cariño tus clases de pizarra. Encontré el otro día el blog por casualidad: recordaba que habías preparado unas notas que se llamaban “Vectores, tensores, spinores y todo eso”, me apetecía echarles un vistazo y no fui capaz de dar con ellas entre el follón de papeles; pregunté a “San Google” y me trajo aquí!
    Respecto a Susskind: son un placer sus charlas de pizarra en los cursos “The Theoretical Minimum” (http://theoreticalminimum.com/courses) (el nombre, al parecer, en homenaje al mítico examen de Landau; aunque este mínimo teórico del profesor Susskind resulta mucho más fácil y divertido de seguir).

  6. Jaime, habras visto que aquellas notas están colgadas en el blog, tal cual las recordarás. Llevo tiempo pensando en darlas una revisión, pero nunca encuentro el momento. En todo caso, me alegro mucho de que te hayan sido útiles.

    Seguro que el mínimo teórico de Susskind es mucho más asequible que el de Landau, examen que al parecer solo superaron 43 estudiantes en toda su historia.

  7. Pingback: Del átomo al Higgs: Para saber má...

  8. Marc dijo:

    Muchas gracias x compartir estos conocimientos de forma tan divulgativa y relativamente clara. No siempre es fácil seguir alguna explicación debido a la imposibilidad de visualizar ciertos conceptos sin la ayuda de las mates adecuadas
    Felicidades x el excelente trabajo y gracias x ayudarme a entender un poco mejor lo q pasa dentro de los átomos y profundizar más q a mayoría de libros de divulgación.

  9. Marc, bienvenido al blog y muchas gracias por tu comentario, que es de los que dan ánimos para seguir una temporada. Intento no caer en esa divulgación que comienza diciendo “yo te lo voy a contar para que lo entiendas”, frase que en muchos casos es el presagio de una auténtica escabechina de conceptos. Si a ti hacerlo así, sin sobresimplificaciones, te ha ayudado a entender, pues bienvenido sea. Entender es siempre el objetivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s