Ruptura espontánea (?) del radio

[Actualización 16 Noviembre: he enlazado el .pdf de la charla]

Pues sí, damas y caballeros radioactivos. No sospechaba cuando incluí la cita de Pirandello en mi charla sobre el Higgs la tarde recién pasada,

La vida está llena de absurdos, los cuales, por extraño que parezca, ni siquiera necesitan parecer plausibles, puesto que son verdad

que un absurdo que es verdad me rondaría tan pronto: mi aparatosa caída en medio de la charla ha conllevado una ruptura, absurda pero real, de mi radio izquierdo. Así que heme aquí con el brazo en cabestrillo. Todo muy en línea con las ideas físicas de la charla: una caída al vacío, provocando una ruptura de huesos no totalmente espontánea que entre todas las posibles, y ya voy acumulando experiencia, será seguramente la única radio-activa.

Y por cierto, dar la charla y tener un auditorio tan numeroso —el Aula Magna estaba casi llena— e interesado ha sido un auténtico placer. Muchas gracias a Abel por la iniciativa de re-organizar en la Sección un ciclo de conferencias de ciencia actual, y a todos los asistentes por su presencia y su atención.

Y, por mi parte, creo que es la primera vez que doy media charla sentado. Creo que me voy a aficionar 🙂 .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Ruptura espontánea (?) del radio

  1. Cesar dijo:

    La verdad es que no creí que la caída fuera a tener tanta consecuencia como la rotura del radio,,, Y, ocurriendo, que tuvieras el par correspondiente para seguir con la charla hasta el final, aunque fuera sentado. Y el que hayas tenido la humorada de escribir en el blog informándonos de la avería tiene, también, su aquel; de lo que me alegro es que a pesar de los pesares puedas escribir, pero sobre todo, que tengas tamaña presencia de ánimo.
    Espero que hayas pasado bien la noche, aunque sospecho que la aparatosidad de la caída también te haya dejado agujetas.
    Gracias por la charla (aunque en algún momento de ella pensé que debe ser más fácil aprender suajili) y un fuerte abrazo.
    Por cierto, la ruptura ¿es radio-activa o radio-inactiva?… Pero conociéndote seguro que es las dos a la vez. Y es que lo cuántico tiene esas cosas.

  2. alvaro10ars dijo:

    Hola,
    En primer lugar, agradecerle la conferencia y desearle una temprana recuperación. También querría hacerle dos preguntas:
    1. ¿Qué repercusiones tiene el hallazgo del Higgs para la teoría de supercuerdas? ¿Iban por ahí las palabras de Stephen Hawking?
    2. ¿Qué opina sobre la falsabilidad de esta última teoría?
    Gracias y un saludo.

  3. lcb dijo:

    Gracias Mariano por tu magnifica charla y por tu buen humor. Espero que recuperes pronto tu estado fundamental. Fué un susto tremendo, y siento mucho que tengas fractura de radio. Por otro lado, insisto, la charla me dejo con ganas de saber muchas mas cosas que, se notaba, te quedabas con ganas de decir. Cuidaté y habrá tiempo de seguir…(to be continued).

  4. Gracias , Cesar, alvaro10ars y lcb por los ánimos. Cesar, lo del par lo interpreto, claro, como un par de fuerzas, aka torque, que es ingrediente imprescindible en una rotura así; debí tenerlo aplicado sin duda, pero fué antes de seguir y no para seguir :-). lcb, suele ocurrir en todas las charlas eso de que se quedan muchas cosas sin poder comentar, sobre todo las que uno ha aprendido recientemente —ya sabes la transcripción cínica pero realista de esas muletillas, “es bien conocido que …” , “es menos conocido que …” (traducción: “yo lo sé desde hace tres meses …” , “yo me he enterado antesdeayer” ). De hecho, eran muchísimas las cosas que yo ignoraba de esta historia, pero al menos al haber tenido la oportunidad de leer bastante sobre ella y de forjarme un esquema mental para preparar la charla, y al haberme obligado a escribir los detalles, hará que esta vez, confío, no se me olvide tan fácilmente, aparte de ser útil, espero, para quienes quieran profundizar en detalles. Anyway, esto es solo la superficie. Pero tienes razón, to be continued ….

    alvaro10ars, disto una enormidad de saber de cuerdas y supercuerdas lo que me gustaría saber y sobre todo entender. Mi impresión es que el hallazgo del Higgs no tiene ninguna repercusión en estas teorías: el Higgs está en el contexto de la QFT convencional, y allí sirve el propósito que sirve. Para tener una opinion más fundada, he preguntado a un colega amigo que sabe muchísimo más que yo de esto, y su respuesta me confirma en mi impresión. Sobre estas teorías mi corazón está algo dividido: de la parte que conozco mejor hay matemáticas interesantísimas, en las que intervienen estructuras fascinantes, como las algebras de Lie simples excepcionales (o que implícitamente y de manera “tantalizante” sugieren otras, como con los octoniones). Pero el que tras casi 30 años no haya ninguna predicción física comprobable coloca a esas teorías en un apartado por completo diferente de por ejemplo la relatividad general o el modelo estandar: ambas han hecho predicciones completamente nuevas que se han ido comprobando, y esa caracteristica es una de las signaturas de la ciencia real. A poco que explores, te encontrarás con debates entre los partidarios de cuerdas y quienes no “creen” en ellas y prefieren otros caminos, como la gravedad cuántica de lazos (creo que en ambos campos hay físicos de primera línea) que entre los más agresivos llegan a un encono estéril (y bastante anticientífico, btw: puedes encontrar perlas en “The reference frame” o en comentarios que aparecen allí a posts sobre esta cuestión, dirigidos a algunos de los críticos de la teoría de cuerdas, como Woit en “Not even wrong”, o a Smolin y demás gente de gravedad cuántica de lazos, que a mí me resulta filosóficamente mucho más atractiva, pero que tampoco conozco bien)

    No sé a qué palabras de Hawking te refieres, aunque sí te puedo decir, como opinión personal, que los últimos libros “divulgativos” de Hawking me han ido resultando cada vez más decepcionantes (lo que no me ocurre con los de Penrose, aunque estos últimos no se puedan calificar realmente de divulgativos).

  5. Álvaro Hdez dijo:

    Hola
    En primer lugar me gustaría darle la enhorabuena por la magnífica conferencia que dio el pasado miércoles. Soy estudiante de 2º de Bachiller y ya me había planteado el estudiar física, pero su conferencia fue lo que me ha inspirado definitivamente a estudiar física.
    Le deseo una pronta recuperación y a ser posible que yo esté en su clase el año que viene.

  6. Alvaro Hdez, muchísimas gracias por tu comentario y por los deseos de recuperación. Me alegro que te gustara la charla y más aun que haya servido —seguro que ya lo sentías antes— para transmitirte un poco más la curiosidad, pasión y sentido del misterio que siempre hay en la ciencia de verdad, que a fin de cuentas son los motores que merecen la pena (y en buena medida los que básicamente nos han dado la ciencia que hoy tenemos).

    La física es realmente muy interesante —aunque mi opinión sea sin duda muy parcial, pero es que es así :-)—. Y, por si no lo conoces, te dejo un enlace a un artículo que quizás te puede interesar. Es una respuesta de Arturo Quirantes, profesor en Granada, a un mensaje de un estudiante antes de la selectividad que se preguntaba ¿debería estudiar Física? Me parece que está muy bien expuesto y todo lo que Arturo dice en él creo que se puede suscribir.

    Siempre serás bienvenido por aquí para hacer comentarios o sugerencias. Y por mi parte, tienes mis mejores deseos para tu final de bachillerato, y sobre todo, para que disfrutes estudiando (que naturalmente cuesta, lo que no significa que no se deba disfrutar a la vez).

  7. lcb dijo:

    Saliendo un poco del ámbito de la Física, pero no mucho, he encontrado por casualidad un poema que me ha parecido adecuado dentro de esta serie de comentarios. En particular los últimos cuatro versos, que parecen hechos para los que aman la música. Aunque está en inglés, creo que se puede leer sin perderse uno matices importantes. Aqui está:
    THE POISED EDGE OF CHAOS

    Sand sifts down, one grain at a time,
    forming a small hill. When it grows high
    enough, a tiny avalanche begins. Let
    sand continue to sift down, and avalanches
    will occur irregularly, in no predictable order,
    until there is a tiny mountain range of sand.
    Peaks will appear, and valleys, and as
    sand continues to descend, the relentless
    sand, piling up and slipping down, piling
    up and slipping down, piling up—eventually
    a single grain will cause a catastrophe, all
    the hills and valleys erased, the whole face
    of the landscape changed in an instant.

    Walking yesterday, my heels crushed chamomile
    and released intoxicating memories of home.
    Earlier this week, I wrote an old love, flooded
    with need and desire. Last month I planted
    new flowers in an old garden bed—
    one grain at a time, a pattern is formed,
    one grain at a time, a pattern is destroyed,
    and there is no way to know which grain
    will build the tiny mountain higher, which
    grain will tilt the mountain into avalanche,
    whether the avalanche will be small or
    catastrophic, enormous or inconsequential.

    We are always dancing with chaos, even when
    we think we move too gracefully to disrupt
    anything in the careful order of our lives,
    even when we deny the choreography of passion,
    hoping to avoid earthquakes and avalanches,
    turbulence and elemental violence and pain.
    We are always dancing with chaos, for the grains
    sift down upon the landscape of our lives, one,
    then another, one, then another, one then another.

    Today I rose early and walked by the sea,
    watching the changing patterns of the light
    and the otters rising and the gulls descending,
    and the boats steaming off into the dawn,
    and the smoke drifting up into the sky,
    and the waves drumming on the dock,
    and I sang. An old song came upon me,
    one with no harbor nor dawn nor dock,
    no woman walking in the mist, no gulls,
    no boats departing for the salmon shoals.

    I sang, but not to make order of the sea
    nor of the dawn, nor of my life. Not to make
    order at all. Only to sing, clear notes over sand.
    Only to walk, footsteps in sand. Only to live.

    Patricia Monaghan, Dancing with Chaos
    (Salmon Publishing Ldt, Claire, Ireland, 2002).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s